Noticias Que hacer

Chapelco: se largó la temporada

El pasado fin de semana largo constituyó en el Cerro Chapelco, de San Martín de los Andes, el comienzo de una temporada de invierno que se adelanta prometedora. En coincidencia con el comienzo de las vacaciones escolares en algunas provincias (en CABA y la provincia de Buenos Aires será entre el 15 y el 22 de julio, para cuando se esperan nuevas nevadas), esta ciudad neuquina registró más de 78 por ciento de ocupación, con mucho aporte de turismo brasilero, aunque también de otros países limítrofes, y en el caso del cerro, más de 5.700 personas sólo el lunes 8.

Con todos sus medios de elevación habilitados, además del snowpark, Chapelco vivió una gran semana, según revelaron sus operadores, quienes adelantaron que la venta anticipada de servicios continúa ofreciéndose en www.chapelco.com. Se pueden adquirir paquetes de pases, clases y alquiler de equipos con descuentos de hasta 15 por ciento, y con facilidades de pago.

Para los menores se puede ingresar a www.chicoschapelco.com, donde hay recomendaciones y sugerencias. Existen instructores especializados en el Jardín de Nieve para los más pequeños, de 3 a 5 años, y en la Junior Acadey para los de 6 a 15. Incluso, el lugar cuenta con guardería en un lugar confortable y abrigado.

También los adultos pueden tomar clases de esquí o hacer snowboard, y el sitio posee una escuela de esquí adaptado para capacidades especiales. Por supuesto que no faltan programas de Heli Ski para expertos, a los que se accede en helicópteros a la cumbre, así como paseos en trineos con perros huskies, caminatas en raquetas de nieve o backcountry por el bosque; motos de nieve y vehículos con oruga, entre otros servicios.

Claro que también pueden alquilarse equipos de esquí y snowboard, además de otros accesorios para la nieve, y para la hora de comer, existe un total de diez paradores.

Por último, algo importante: Aerolíneas Argentinas despacha 19 vuelos directos por semana desde Buenos Aires, con horarios adecuados para pasar un inolvidable fin de semana.