Noticias

El Turismo Interno desafía a la Pandemia

El turismo interno argentino sufrió una merma en 2020, producto de la pandemia del Covid, de poco más de 68 por ciento, pero aun así fue el país menos perjudicado de la región por las medidas restrictivas que sufrió el sector durante ese año.

Así lo indicó un informe de la Organización Mundial de Turismo (OMT), que indicó que la Argentina se ubica en el cuarto lugar de las naciones de todo el continente en cuanto a la actividad turística nacional.
Ya en 2019, el turismo había evidenciado un fuerte crecimiento, y se esperaban para 2020 números récord, pero el Coronavirus lo echó todo a perder.
Una de las causas de esta aceptable performance puede explicarse en algunas medidas lanzadas por el Gobierno para menguar el impacto de la pandemia, como el Programa Pre-Viaje, que generó que unos 570 mil argentinos recurrieran a esa iniciativa, que estuvo vigente hasta diciembre. Según datos oficiales, 50 por ciento de los gastos realizados fue a través de agencias de viaje; 40 en alojamiento y 9 en transporte.
En cambio, el mercado turístico internacional fue el más golpeado, con una disminución de más de 90 por ciento.
Para colmo, el Gobierno está analizando una política para restringir los viajes al y desde el exterior, particularmente en relación a Brasil, donde la nueva cepa del virus conocida como Manaos está causando estragos en algunos países limítrofes.
Según trascendió, una de las iniciativas que se estudia es la que ya se implementó en Canadá, donde se impuso la obligatoriedad por parte de los viajeros de pagarse su propio test PCR, así como el alojamiento de confinamiento (aislamiento entre 10 y 14 días) para las personas que reingresen al país.